viernes, 16 de octubre de 2009

Pequeña crónica de un cambio de opinión

.



Querida Cristina,


Mi abuelita siempre ha sido fanática del fútbol mal. Las tardes de televisión en su casa incluían I Love Lucy, Punky Brewster y Telematch como grandes favoritos, pero también, cada vez que se podía, un partido de fútbol.

En 1986 con el furor premundialista recuerdo que había una revista en mi casa, con caricaturas de varios jugadores de fútbol y recuerdo que mi abuelita me dijo que eligiera uno para seguir a su equipo en ese mundial. Elegí a Maradona, capaz porque era el más chiquito o porque su uniforme albiceleste me resultaba lindo, definitivamente no fue por su talento como jugador o por las proyecciones de Argentina para México 86, porque yo de eso no estaba para saber absolutamente nada, menos en mi remoto país 'centroamericano' en el que por ese entonces nadie hablaba de una selección nacional. La cosa es que ese año Argentina ganó el mundial y Maradona ganó a una fan.

Desde entonces he seguido a la selección argentina de manera bastante fiel. Ojo, fidelidad futbolística a la venezolana, es decir: Primero, puedo compartir mi fanatismo sin conflicto alguno con la Deutschland Fussball Bund, y segundo, mi dedicación al fútbol es intermitente según mi estado de ánimo o la programación de TV, pero se acentúa religiosamente cada cuatro años, con álbum Panini de barajitas incluído.

Mientras yo compraba barajitas carísimas (en USA 94 Caniggia y Batistuta se cotizaban alto) para llenar las páginas de Argentina, me dedicaba a ausentarme de clases para ver todos los juegos de Francia 98, y me acostaba de madrugada viendo aquel terrible juego contra Suecia, Maradona jugó todo lo que quiso hasta convertirse 'dios' y hacer famosas su mano y su irreverencia de rockstar, que lo convirtieron en leyenda. Luego, cambió el fútbol por los escándalos, drogas, hijos, rehabilitaciones, peligro de muerte y Fidel. Se aprovechó de la fe de su iglesia, sabía que como a Hendrix o a Michael Jackson, cualquiera que le hubiese tenido cariño se iba a bancar con condescendencia cualquier cosa, por una serie de razones, las que fueran, las que le sirvieran a cada uno, pero sobre todo porque es bien difícil cambiar de opinión. Pregúntenle a cualquiera de los intelectuales trasnochados como García Marquez que siguen queriendo creer que aún existe esa Cuba ideal que desapareció hace décadas.

En mi caso, tengo dos principios de vida que intento seguir, el primero es ser consistente conmigo misma, con lo que pienso y siento en determinado momento. El segundo es darme el chance de cambiar de opinión todas las veces que lo necesite, algo indispensable para no contradecir el primer principio ¿no?

Es así como luego de la infinitamente vergonzosa rueda de prensa de Maradona luego de la aún más vergonzosa clasificación de Argentina (reitero, el equipo al que le fui fiel desde hace más de 20 años) a Suráfrica 2010, puedo decir sin que me quede nada por dentro: Maradona, dude, apestas.

Quitándole todo el protagonismo a la Selección que representa, Maradona hizo que la clasificación fuese otro momento que girara alrededor de sí, un entrenador cuyos resultados son -y a las pruebas me remito- bastante mediocres. Demasiado egocentrismo, drama inútil, mala educación y una desubicada arrogancia, lo convirtieron en una persona que reúne básicamente todo lo que detesto en un sólo espectáculo de luz y rencor.

Y porque esto no es más que la crónica de mi cambio de opinión, que creo que sólo me importa y afecta a mí, para los que quieran leer un artículo mucho mejor escrito y que suscribo totalmente, aparece hoy "Fuimos Maradona" en Crítica Digital firmado por M. Caparrós (link), de él me robo el final para este post:

Maradona por favor "no siga destruyendo su memoria".

16 comentarios:

KPi dijo...

(clap clap clap)

rocio dijo...

Sí. Yo creo que lo más conveniente para todos es que Maradona regrese definitivamente a las drogas. Yo, por mi parte, ya no hincho ni hincharé más por Argentina. Me indignó tanto la manera tan despectiva como se referían a la vinotinto, que decidí que mi fanatismo era bastante "al pedo", como dicen ellos.

tropi dijo...

buenísimo ana! impresentable el hombre

Haydee Borgo de dijo...

Excelente Ana, completamente de acuerdo contigo....desde la primera hasta la última linea.

german dijo...

de luz y de rencor = <3

Excelente Ana

A-nah! dijo...

Kpi, Ro... ex-residentes compañeras y extrañadas, gracias por la fidelidad a esta Querida Cristina, espero verlas prontito :)

Diego... ¿viste qué espanto? ¡A ti también te quiero ir a visitar!

Haydée, como siempre gracias por pasar y bueno... lástima que le haya dado por ahí a este señor.

Ger, gracias *-)

¿Leyeron el artículo de Martín Caparrós que está enlazado al post? Es excelente. También este post de un amigo: http://pulgadelibertad.blogspot.com/2009/10/maradona-el-mejor-tecnico-que-ha-tenido.html

La pelúa dijo...

Grande (no él) el post.

[H] dijo...

Alguien deberia darle un paliza al pelotudo de Maradona, pero ya es demasiado tarde el mismo se molio a palos hace mucho tiempo.

Daniel Rico dijo...

¡Que grande Diego! estaba toda la burguecia concheta argentina juntando leña verde para quemarlo en la plaza de Mayo, cuando la seleccion quedara afuera... ¡y clasificamos!, ¡A MAMARLA RESENTIDOS!. Ahora solo falta que lleguemos a la final y entonces va a ser ¡A TRAGARLA!.

Lo que mas me gusta de MARADONA son sus enemigos. En especial los que parasitos que no tienen vida propia y deben vivir opinando sobre el.

Muy bueno tu sitio, saludos!

Anónimo dijo...

vaya infeliz el rico ... el tipico argentino ...

Anónimo dijo...

otro blog ha muerto ...

tatynka dijo...

querida canapé, se me borró el twitter y perdí mis amigos, entre ellos, tú. además, jamás te veo en msn y quería saber si tienes ichat. te mando besos, hit follow again a @tatynka
much love.
t.

[H] dijo...

2 Meses de suspension y casi 20k dolares de multa ! chupate esa mandarina Maradona.

Dacita dijo...

"espectáculo de luz y rencor"... ya te lo pusieron por ahí... re-lindo, maca.

Daniel Duque dijo...

Ana, estoy leyendo lo que no había leído, un abrazo y te felicito de nuevo.

A-nah! dijo...

Gracias Dani, tan lindo :)

Y además aproveché y leí el comentario del pana que estaba súper emocionado por haber llegado al mundial... nada más que decir.